Los bancos alertan a Hacienda de cambios sospechosos de billetes de 500 euros

Antes de que la decisión anticipada por el presidente del BCE, Mario Draghi, se hiciese oficial el pasado miércoles, los españoles que tienen en su poder billetes de 500 euros han comenzado a intentar desprenderse de ellos, lo que se ha traducido en una mayor afluencia de usuarios a las sucursales. Hay que recordar que el anuncio del BCE se produjo ya en febrero.

Según admiten en varias entidades, consultadas por El Confidencial Digital, laactividad en las ventanillas de las sucursales se ha multiplicado en los últimos tres meses. Reconocen que está produciéndose un repunte en este tipo de operaciones de canje.

Alerta a Hacienda de cambios sospechosos

Las normas establecidas contra el blanqueo de capitales obligan a las entidades financieras a dar cuenta a la Agencia Tributaria de cualquier operación en billetes de 500 euros que supere los 3.000 euros.

Pero, al no existir un intercambio de información sobre las operaciones inferiores a esa cifra, los propietarios están cambiando los billetes de 500 euros por otros de menor tamaño en distintos bancos e incluso en distintas sucursales de una misma entidad.

También se están dando situaciones en las que la cantidad a canjear se reparte entre los miembros de una familia, de forma que cada operación es realizada por una persona diferente.

Su almacenamiento ha resultado una práctica extendida durante la crisis, dado quela economía sumergida coexiste con las actividades declaradas en España. Gran parte de estos billetes han permanecido depositados en cajas fuertes privadas en los propios domicilios y en cajas de seguridad de los bancos.

Sin embargo, ante estos movimientos sospechosos, la mayoría de entidades financieras están ordenando también ahora a las sucursales la obligatoriedad deregistrar cualquier operación de los clientes que utilicen billetes de 500 euros. Así lo confirman a ECD desde varios bancos españoles.

32.000 millones en billetes de 500 euros

La medida aprobada por el BCE tiene especial impacto en España. De acuerdo con datos de marzo de 2016, se acumulan 32.398,6 millones de euros en billetes de 500, lo que representa nada menos que el 77,4% del dinero en circulación -41.864 millones de euros-, un porcentaje que se ha triplicado desde diciembre de 2002, año en el que entró en vigor la moneda única, cuando apenas representaban el 25,1% del total. No obstante, esta cantidad es muy inferior a los 57.000 millonesque llegaron a acumularse en 2007.

El billete de 500 euros no se utiliza en las transacciones comerciales habituales de los ciudadanos -de hecho la mayoría de los españoles no ha visto uno en estos 14 años-. Por tanto, resulta llamativo que tenga una tasa de penetración tan elevada, lo que denota que su utilización ha estado ligada a actividades que escapan del control de Hacienda.

Fuente: elconfidencialdigital.com