Intervenidos cerca de 225.000 euros transportados en un vehículo sin haber sido declarados

La Guardia Civil ha intervenido cerca de 225.000 euros en metálico que eran transportados en el interior de un vehículo sin haber sido declarados. El dinero se localizó dentro de una mochila y una bolsa de plástico, dispuesto en tres paquetes encintados y envasados al vacío en bolsas individuales.


Los hechos tuvieron lugar a las 22.30 horas de este lunes, 8 de enero, cuando agentes pertenecientes al Núcleo de Reserva de la Guardia Civil de Casetas (Zaragoza) se encontraban realizando un punto de verificación de vehículos en una vía de comunicación próxima a la capital aragonesa, identificando un turismo ocupado por dos personas.

Durante la inspección del vehículo para comprobar los efectos que portaba, en prevención del transporte de sustancias prohibidas, tenencia de armas y otros objetos, los agentes hallaron sobre el asiento trasero una mochila en cuyo interior había dos paquetes encintados y compactados mediante cinta carrocera y envasados al vacío dentro de una bolsa de plástico transparente, ha informado la Guardia Civil en una nota de prensa.

Además, en el maletero localizaron una bolsa de plástico, de las utilizadas en los supermercados, que contenía otro paquete de idénticas características.

Una vez verificado el contenido de los bultos hallados, se constató que se trataba de dinero en efectivo en fajos de billetes de distinto valor y tras preguntar a los ocupantes por la titularidad, origen y destino de los fondos hallados, uno de ellos, el que viajaba de copiloto, manifestó ser de su propiedad e informó que era empresario y se dirigía a Madrid a realizar unos negocios.

CONTEO

La Guardia Civil ha precisado que ante la elevada cantidad de dinero hallada, los agentes, junto con las personas identificadas, se trasladaron a dependencias oficiales de Casetas para llevar a cabo la apertura de los paquetes y conteo manual de su contenido.

Esta actividad que se realizó en presencia del propietario del mismo, dando como resultado la cantidad de 224.970 euros, si bien el ocupante del turismo no portaba el documento acreditativo de haber declarado el movimiento de dichos fondos, mediante preceptiva declaración previa, tal y como establece la normativa.

Por esto, al tratarse de fondos por valor superior a los 100.000 euros y constituir una infracción a la normativa reguladora del movimiento de medios de pago, en aplicación de la Ley de prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo, la Guardia Civil formuló un acta de intervención del dinero transportado e interpuso al ocupante del turismo, propietario del mismo, la correspondiente denuncia ante los organismos competentes.

Los preceptos infringidos son los relativos a los apartados 1, 2 y 4 del artículo 34 de la mencionada Ley, así como al apartado 3,a, del artículo 52 de la misma (infracción grave).

La Guardia Civil ha indicado que la denuncia será remitida a la Secretaría y Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias, mientras que los fondos intervenidos serán depositados en el Banco de España.

Fuente: lavanguardia.com

09/01/2018