La UE aprueba su lista negra de 17 paraísos fiscales

Tras dos años de negociaciones, internas y externas, el Ecofin ha logrado este martes y un consenso final para la confección y publicación de una 'lista negra' de paraísos fiscales. Es la primera vez que la UE se atreve a dar el paso y a poner nombre y apellidos y a aplicar medidas punitivas, más allá del escarnio, como la prohibición de acceso a fondos europeos y la obligación de los Estados Miembros de intensificar la vigilancia y las auditorías a quienes operen allí.

Samoa Americana, Barbados, Bahrein, Bahamas, Guam, Corea del Sur, Macao, Islas Marshall, Mongolia, Namibia, Palau, Panama, Santa Lucía, Samoa, Trinidad y Tobago, Túnez y Emiratos Árabes Unidos son las incluidas. Marruecos y Cabo Verde estuvieron hasta casi el último minuto, pero los ministros de Finanzas han optado por sacarla tras confiar en las promesas de cambio enviadas desde ambos países africanos.

Además de la negra, Bruselas ha cerrado una segunda lista 'gris' con hasta 47 países que se han comprometido a modificar su legislación. Es una más complicada pues las promesas varían. Algunos dicen que lo harán antes de 2018 (Curazao, Hong Kong SAR, Nueva Caledonia, Omán, Catar o Taiwán).

Otros en 2019, como Turquía. Los hay que deben mejorar un punto concreto (Bosnia Herzegovina, Cabo Verde, Fiji, Jordania, Montenegro, Serbia, Suiza, Vietnam). O sus acuerdos con organizaciones internacionales, como Armenia, Macedonia, Jamaica, Marruecos, Perú o Tailandia.

Hito importante

"Los ministros han adoptado finalmente la primera lista europea de paraísos fiscales. Es un hito importante para mí tras dos años de lucha. La principal comprende a 17 países cuyos compromisos son insuficientes a pesar de 10 meses de diálogo. La llamada 'lista gris' de compromisos incluye a 47 países que han empezado a hacer cambios en sus legislaciones tributarias por la presión europea. El último lugar, los casos de ocho países afectados por huracanes serán analizados el próximo febrero"; ha explicado el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici.

Son Anguilla, Antigua y Barbuda, Bahamas, las Islas Vírgenes Británicas, Dominica, San Cristóbal y Nieves, las Islas Turcas y Caicos y las Islas Vírgenes de los Estados Unidos.

La expresión que se usa en Bruselas para no decir paraíso fiscal es la de "jurisdicción no cooperativa en material fiscal", y de esas, como se ha visto, hay más de 60 en todo el mundo.

Apremiados por la crisis y las continuaciones filtraciones de cientos de miles de documentos (Papeles de Luxemburgo, Papeles de Panamá, Papeles de Malta, etc), las autoridades europeas han decidido, por fin, culminar algo de que se lleva retrasando demasiado tiempo.

La cuestión es muy delicada. Los Estados Miembros de la UE no pueden estar en esa lista por razones obvias. Y tampoco, por ejemplo, Gibraltar o las islas del Canal, puesto que mientras Reino Unido no consume el Brexit no pueden ser evaluadas.

Algo complicado de explicar a los ciudadanos cuando hay tensiones diarias con los regímenes fiscales de Luxemburgo, Holanda, Irlanda y desde luego Malta.

"Se ha aprobado la lista con disposiciones y medidas administrativas. Era una petición planteada por España que haya una segunda, la gris, que son los que han adoptado compromisos para salir de la lista negra. Es un incentivo para que en última instancia lo que incumplen todos los requisitos que exigimos de transparencia e intercambio de información, tengan una acicate. Es algo así como estar entre el infierno y el purgatorio", ha explicado Luis de Guindos.

¿Qué supone?

¿Qué supone esta 'lista negra'? "Es importante lo que tiene que ver con sanciones. Hay que revisar las actuaciones, esto no se queda aquí con dos listas, sino que hay que continuar analizando la evolución, los compromisos, y las actuaciones concretas. Debe haber sanciones específicas que supongan no sólo impacto reputacional sino también real", ha añadido el ministro español.

Los que estén en esa lista negra no podrán acceder a fondos de desarrollo europeos y se establecerá "un control especialmente intenso de aquellos contribuyentes que actúen en dichas jurisdicciones".

Además, las conclusiones firmadas hoy indican que los Estados Miembros tendrán que "reforzar el seguimiento de ciertas transacciones o aumentar las auditorías a los contribuyentes que se beneficien de los regímenes fiscales identificados".

El Ecofin hace también una lista de sugerencias de medidas que pueden adoptar las agencias tributarias en lo que a operaciones de sus nacionales con los paraísos fiscales se refiere. Como por ejemplo eliminar deducciones, los derechos de las compañías controladas desde el extranjero, limitar exenciones, revertir la carga de la prueba, pedir documentación adicional o exigir más transparencia.

"Apelo a los ministros de Finanzas a que eviten cualquier tipo de ingenuidad con los compromisos. Los países deben cambiar su legislación fiscal tan pronto como sea posible. Les pido a los ministros que acuerden rápidamente sanciones disuasivas nacionales. Tenemos que hacer todo lo posible para presionar, no debemos aceptar la opacidad y una competición tributaria injusta".

El caso de Marruecos

De Guindos ha negado que España haya maniobrado para sacar a algún vecino de la lista, como Marruecos. "No que yo sepa. El planteamiento de España ha sido que si hay criterios objetivos deben ser valorados por la Comisión y refrendados por el Ecofin. Si no lo hacemos así desvirtuamos los conceptos. Andorra está en la gris", ha detallado. "Gibraltar no se ha valorado. Cuando salga se le aplicarán los criterios".

"La iniciativa ya ha mostrado su valor real, pues muchos países han trabajado para cumplir el plazo a la hora de hacer compromisos", ha apuntado Toomas Tõniste, ministro de Finanzas de Estonia y responsable del Ecofin este semestre.

"Pero es importante que vigilemos de cerca la implementación de los compromisos hechos por nuestros socios de todo el mundo. Revisaremos y actualizaremos regularmente la lista", ha prometido.

"Para que esta lista negra sea efectiva, el Consejo debe ser transparente sobre el proceso de selección y explicar cómo seleccionó las jurisdicciones, así como publicar las actas y documentos de las negociaciones entre la UE y los territorios que pasaron por el proceso de selección", ha reaccionado Elena Gaita, de Transparencia Internacional.

"La UE necesita hacer públicos los compromisos asumidos por los países que no han sido incluidos en la lista negra y que actualmente han sido incluidos en la 'lista gris'. Un compromiso clave debería ser la adopción de legislación sobre registros públicos de beneficiarios reales", añade Gaita.

"Esta lista deja fuera muchos paraísos fiscales, los Estados miembros solo pudieron llegar a un acuerdo sobre una lista negra descafeinada de paraísos fiscales, excluyendo muchas jurisdicciones opacas. Centros financieros clave como Suiza y los Estados Unidos de América han quedado fuera de la discusión, la lista es claramente sesgada. Hasta que el Consejo acuerde las sanciones contra los paraísos fiscales enumerados, la lista negra carecerá de contenido práctico. Es inaceptable que haya países de la UE que quieran que no haya sanciones vinculadas a esta lista", ha lamentado el eurodiputado y portavoz de Catalunya en Comú Ernest Urtasun.

Fuente El mundo.