Caso Sa Nostra: el juez bloquea 7 millones de euros desviados a Suiza

El juez de la Audiencia Nacional que investiga el agujero de 130 millones de euros, presuntamente provocado en Sa Nostra mediante operaciones de especulación inmobiliaria, ha ordenado el bloqueo de 7,3 millones de euros depositados en Suiza.

Se trata de fondos que salieron de cuentas adscritas a la caja de ahorros balear que pertenecían a sociedades vinculadas a uno de los grupos inmobiliarios que están siendo investigados. Una serie de sociedades bajo la lupa de la Justicia por haber recibido financiación sin control ni evaluación crítica de riesgos por parte de la entidad bancaria balear y que pertenecen al Grupo Martín Gual.

En la denuncia que dio origen al caso, la Fiscalía Anticorrupción alertó de la detección de movimientos de fondos cuyo destino fueron cuentas bancarias fuera del territorio nacional, cuantificando en más de 5,5 millones de euros el dinero transferido al país alpino en apenas dos años, entre 2007 y 2009.

La denuncia original del caso, que ha estado investigándose bajo secreto sumarial hasta hace unas semanas, refleja cómo en ese lapso de dos años se habían realizado transferencias a una cuenta de una sociedad radicada en Madeira y llamada Hamadrias Gestao e Comercio Lda desde tres sociedades denominadas Camebal, Construcciones d'Or y Hama. Esos trasvases comenzaron el 26 de marzo de 2007 con un movimiento por importe de 1,9 millones de euros. Le siguieron tres más, siendo el menor de ellos de 800.000 euros y el último, el 24 de agosto de 2009, por importe otra vez de 1,9 millones.

Con la investigación en marcha y tras acordar la imputación de seis antiguos directivos de la caja de ahorros balear y de algunos de los administradores de las empresas implicadas, el magistrado Santiago Pedraz acordó el mes pasado una batería de medidas cautelares. Esto es, mandatos judiciales encaminados a garantizar que la Justicia pueda recuperar el dinero en caso de que finalmente hubiera una sentencia condenatoria.

Además de imponer una fianza civil de 135 millones de euros a los investigados, el magistrado adoptó otra medida complementaria para evitar la fuga de capitales involucrados en esas operaciones. Para ello, y según acredita el documento judicial al que ha tenido acceso este diario, acordó el «bloqueo» de 6,2 millones de euros de la cuenta que Hamadrias tiene en el HSBC (Hong Kong and Shanghai Banking Corporation) de Suiza.

Blanqueo de capitales

Asimismo, ordena esa misma medida sobre fondos por valor de 1,2 millones de euros en una cuenta de Camebal SL en el BBVA de Suiza.

El Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional, donde se investigan las operaciones de Sa Nostra por presuntos delitos de blanqueo de capitales, delito societario y apropiación indebida, detalla en su auto las conexiones existentes entre esas sociedades y el circuito que siguió el dinero, reconstruido por la Fiscalía, la Agencia Tributaria y por las propias fichas de seguimiento de BMN, el banco en el que se integró la caja balear tras su práctica extinción. Cabe subrayar que BMN está personado como parte perjudicada y colabora con la Justicia.

El juez Pedraz ha requerido asimismo la puesta en marcha de las correspondientes comisiones rogatorias internacionales para ejecutar los bloqueos. De hecho, la cooperación entre las autoridades bancarias helvéticas y el Juzgado lleva meses en marcha, y la Fiscalía ya tiene en su poder numerosa documentación bancaria relacionada con las empresas investigadas.

Sólo en una de las dos denuncias presentadas, Anticorrupción cuantificó provisionalmente en 23,8 millones de euros la cuantía recibida por empresas financiadas por Sa Nostra y «eventualmente desviada del destino para el que se concedió». Ese dinero fue inyectado por la caja de ahorros entre 2005 y 2010 en favor de promotoras inmobiliarias que debían desarrollar urbanizaciones en Mallorca, Valencia y Andalucía.

La Fiscalía mantiene denunciada a la antigua cúpula del banco balear -entre ellos al ex director general Pere Batle y al subdirector Paul Dols- al considerar que aquellas maniobras se aprobaron «desatendiendo los informes de analistas de riesgo», por solares que fueron valorados a «precios desproporcionados» y «sin garantías» suficientes. La investigación cifra en más de 130 millones de euros el posible perjuicio ocasionado a la caja de ahorros. Por este motivo, y como informó este diario en primicia el pasado viernes, la Audiencia Nacional ha impuesto a seis históricos directivos de Sa Nostra y a dos empresarios dos fianzas por un valor global de 135 millones de euros. Los afectados la han recurrido.

Fuente: elmundo.es

02/11/2017