El fiscal pide cinco años de cárcel para Fernández Liñares por blanqueo de capitales

El fiscal pide para el exconcejal lucense y expresidente de la Confederación Hidrográfica Miño Sil Francisco Fernández Liñares cinco años de prisión, por blanqueo de capitales.

Se trata de las piezas separadas de la operación Pokémon. En el mismo escrito de acusación, se solicitan 5 años de prisión para Miguel García-Gesto Fraga, titular de Artenosa, la empresa que tenía concedida la publicidad en los buses urbanos, al que la fiscalía responsabiliza de que, a sabiendas del origen ilícito de los ingresos de Liñares, «se benefició y participó en el blanqueo de los mismos».

La fiscalía pide también para los dos acusados una multa de 574.000 euros, un importe aproximado al doble de la cantidad blanqueada, así como la inhabilitación absoluta por período de quince años para Liñares (funcionario) y de seis años de inhabilitación especial para empleo o cargo público, profesión u oficio o comercio. Igualmente, el fiscal pide el comiso de todos y cada uno de los bienes que figuran a nombre de los acusados y que les fueron intervenidos a lo largo del proceso.

En el relato del fiscal se señala que Fernández Liñares, mientras fue concejal en el Ayuntamiento de Lugo (1999-2008), personalmente o a través de terceras personas, tejió una red de intereses económicos a base de la concesión de contratos, puestos de trabajo o bien de gestión de servicios públicos a entidades en las que estaba interesado, todo ello «a cambio de sobornos o cantidades públicas con las que incrementó notablemente su patrimonio». Como presidente de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil continuó, asegura la fiscalía, la misma práctica de sobornos de los concesionarios de obras.

El ministerio público indica que el propio Lilñares estimó el dinero recibido por dichas vías en unos 300.000 euros, cantidad que destinó a la compra de inmuebles, antigüedades e inversiones en sociedades.

Fuente: lavozdegalicia.es

04/10/2017