Thesan Capital, el fondo buitre que invirtió en Fórmula 1, también evadió con Nummaria

'Los Alcántara' -el matrimonio ficticio formado por los actores Ana Duato e Imanol Arias en la serie de televisión 'Cuéntame cómo pasó'- defraudaron presuntamente a Hacienda casi tres millones de euros entre los dos gracias al entramado de sociedades en Reino Unido y Costa Rica creado para ellos por el despacho de abogados de Nummaria. Pero otros empresarios relevantes también se beneficiaron de estas tácticas fiscales ilegales ofrecidas por el bufete para ocultar ingresos con la intención de evadirlos o esquivar grandes deudas. Entre los nombres que aparecen en la investigación se encuentra el deThesan Capital, el fondo buitre especializado en hacer negocio de la compra de empresas en apuros.

La querella del fiscal anticorrupción Tomás Herranz se dirige contra su administrador único, Luis Miguel Fernández Carmona, y otros tres antiguos miembros de su consejo de administración: José Luis Macho Conde -exdirector general de Campofrío y del grupo tecnológico Ezentis, la antigua Avanzit-, Saúl Ruiz de Marcos -exdirector general y exconsejero delegado de la empresa de contenidos Vértice 360º- y José Miguel Garrido Cristo -también exdirectivo de Campofrío, como Macho-. El fondo, impulsado por el banco japonés Nomura, saltó a los medios económicos tras la adquisición de la empresa de repuestos para coches Tiendas Aurgi en 2009 y la única escudería de Fórmula 1 de capital español, HRT, en 2011.

Entre sus directivos a lo largo de los años también consta Ignacio López del Hierro, esposo de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, que fue presidente de la empresa entre febrero de 2010 y febrero de 2011. López del Hierro dejó Thesan un año antes de que sus directivos cometieran, presuntamente, los delitos contra la Hacienda Pública y blanqueo de capitales que ahora investiga el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno, por lo que no aparece entre los imputados.

Según el fiscal del caso Nummaria, Thesan Capital habría defraudado a Hacienda en los años 2012 y 2013 la cantidad de 2.198.866,43 euroscorrespondientes al Impuesto sobre Sociedades. El sistema dispuesto por Nummaria para el fondo de inversión es el mismo que para la productora y los actores de 'Cuéntame cómo pasó'. Macho y Ruiz de Marcos constituyeron en febrero de 2012 una Agrupación Europea de Interés Económico (AEIE) -entidades en las que, según establece la normativa europea, solo tributan los miembros- denominada Concept Evolution & Capital. De ella formaban parte Thesan, representada por Macho, y la sociedad británica Thornbridge Ltd, representada por Ruiz de Marcos. Esta última sociedad estaba controlada por otras dos costarricenses puestas a disposición de Thesan Capital por Nummaria. Se trataba de Hillside Finance y Dudley International.

Además de este entramado dedicado supuestamente a la evasión fiscal, el Ministerio Público achaca a los directivos de Thesan Capital un delito de blanqueo de capitales. Ese delito se habría cometido a través de una cuenta en el banco privado y de inversión suizo UBS, controlada por Thesan & Naseth Evolution, una filial de Thesan Capital. Desde esa cuenta bancaria se transfirieron de vuelta a la AEIE Concept Evolution & Capital 800.000 euros que se pusieron de nuevo ya lavados, a disposición de los directivos del fondo que controlaban esa agrupación europea.

Otra de las personas relacionadas con Thesan Capital que se encuentra entre los investigados en el caso Nummaria es Santiago Burgaleta García-Mansilla, exdirectivo de Avanzit que, supuestamente, ocultó a la Agencia Tributaria a través de Nummaria 497.400 euros. Ese dinero, según Anticorrupción, procedería de rentas satisfechas a Burgaleta por el fondo. Thesan Capital adquirió en 2008 un 13% del capital de Avanzit.

En la querella también aparece otro viejo conocido de la justicia, Francisco Garriga Miró. Garriga fue condenado en agosto de 2015 junto con el exdirector general en España del banco alemán Eurohypo AG, José Luis Zanetty, por uso de información privilegiada y blanqueo de capitales en relación con la compra de acciones de la inmobiliaria Parquesol en 2006, operación con la que el condenado se embolsó 2,2 millones de euros en solo tres semanas. El Supremo le impuso dos años de cárcel. En la sentencia se explicaba cómo Garriga y Zanetty abrieron cuentas en Andorra para ingresar los beneficios de esa compra de acciones.


Fuente: elconfidencial.com